Realismo (arte y literatura)

Fecha Publicado el 22 de Noviembre del 2007
Post publicado Publicado por elgame en Cultura, Literatura
Fuente Fuente: Realismo

El Realismo en arte y en literatura, trata describir el comportamiento humano y su entorno, o por representar figuras y objetos tal y como actúan o aparecen en la vida cotidiana. Esta tendencia ha existido periódicamente a través de la historia en todas las artes; sin embargo, el término se restringe habitualmente al movimiento que comenzó a mediados del siglo XIX, después de las revoluciones de 1848. El término fue propuesto por el poeta francés Baudelaire para definir una serie de obras polémicas que reaccionaban frente a los fáciles y amables cuadros de la lánguida pintura tardorromántica. La diferencia entre el realismo y el naturalismo es más difícil de definir, a pesar de que los dos términos son a menudo usados indistintamente. La diferencia estriba en el hecho de que el realismo se ocupa directamente de aquellas cosas que son aprehendidas por los sentidos mientras que el naturalismo, un término más bien aplicado a la literatura, intenta aplicar teorías científicas al arte.

En arte

la clinica grossEn arte, aunque nunca se desarrolló una escuela realista como tal, el concepto sí se ha manifestado de diferentes maneras y en distintas ocasiones. El término realista, utilizado para describir una obra de arte, a menudo, significa simplemente objetos y figuras feas en oposición a aquellas que se consideran bellas. Con frecuencia se usa para describir escenas humildes de la vida. Este término implica una labor de crítica a las condiciones sociales, sin rehuir en ningún momento lo desagradable, como ocurre en las obras de algunos artistas franceses, catalogados como realistas sociales. Estos pintores desafían las modas y gustos de la época y proponen un nuevo modelo de artista comprometido socialmente.

El más importante de todos ellos es Gustave Courbet, que utilizó para sus cuadros formatos de dimensiones colosales, en los que con frecuencia representaba temas escabrosos y provocativos que trataban de escandalizar la moralidad burguesa, como en Regreso de la conferencia, donde representó a un grupo de clérigos absolutamente beodos. Otras obras suyas importantes son Los picapedreros (1849, destruida durante la II Guerra Mundial) y El estudio del artista (1855, Museo de Orsay, París). Dentro de este grupo de pintores franceses destacan también Jean-François Millet dedicado a temas de contenido social, con sus escenas de campesinos (El Ángelus, 1857-1859, Museo de Orsay), y Honoré Daumier, irónico ilustrador de temas políticos y judiciales y pintor de las clases obreras.

La pintura realista de Estados Unidos incluye la obra de William Sidney Mounts, muy alejada del estilo romántico de sus contemporáneos agrupados en la Escuela del río Hudson, los retratos del pintor Thomas Eakins así como los trabajos colectivos conocidos como la Ash-can School o de los Ocho, quienes a comienzos del siglo XX intentaron pintar escenas de la vida urbana tal y como eran (véase Arte y arquitectura de Estados Unidos). En España Eduardo Rosales destacó por su pintura histórica, Ramón Martí Alsina cultivó el género del paisaje y Leonardo Alenza es conocido por sus cuadros costumbristas. Posteriormente destacarían otros grandes pintores realistas como Zuloaga y el polifacético Alfonso Rodríguez Castelao, representantes de las corrientes regionalistas.

En literatura

gustave flaubertLa literatura realista se define particularmente como la ficción producida en Europa y en Estados Unidos desde 1840 hasta la década de 1890, cuando el realismo fue desbancado por el naturalismo. Esta modalidad de realismo comenzó en Francia con las novelas de Gustave Flaubert (Madame Bovary, 1857) así como con los relatos cortos de Guy de Maupassant, en los que reaccionan contra el lirismo y la idealización románticas. Es importante también la figura de Honoré de Balzac y su amplia visión social en sus novelas de La comedia humana. En Rusia, estuvo representado en las obras de teatro y en los relatos cortos de Antón Chéjov. La novelista George Eliot introdujo en la ficción inglesa el realismo; como declaró en Adam Bede (1859), su propósito era “dar una fiel representación de las cosas vulgares”.

En España, el realismo adquirió un sello personal que no se ajustaba a los cánones del realismo francés. Destacados literatos que cultivaron este estilo fueron Emilia Pardo Bazán, Benito Pérez Galdós y Leopoldo Alas. En el ámbito de la literatura hispanoamericana son reseñables Federico Gamboa en México, Eugenio Cambacérès en Argentina y Eduardo Acevedo Díaz en Uruguay (véase Realismo mágico). Mark Twain y William Dean Howells fueron los pioneros del realismo en Estados Unidos. Uno de los más grandes autores, el estadounidense Henry James, extrajo mucha más inspiración de sus mentores Eliot y Howell. La preocupación de James por las motivaciones de los personajes y de sus comportamientos le condujeron al desarrollo de un subgénero: la novela psicológica.


Feed

Comentarios en "Realismo (arte y literatura)"

Comentario TANIA Dice:
Fecha Publicado el 02 de Abril del 2008
hola.
me gustaria que sime pudieran conseguir la obra de:

MI UNICA MENTIRA, RAEL DELGADO

Comentar Comentar

Los campos marcados con * son requeridos.
  • 6 5 8
web stats analysis